Repartidores de Cotes Pag Princi

Sistema económico y sencillo, que consiste en instalar dispositivos de contabilización, denominados repartidores de costes,  en todos y cada uno de los radiadores de las viviendas del edificio.

Con el uso de repartidores de costes o distribuidores de coste, el ahorro energético y económico es evidente, pudiendo llegar a un 30% según estudios recientes (fuente: IDAE). Con estos sistemas pagarás solo lo que consumes.

En Europa el uso de repartidores de costes es habitual desde hace décadas, donde se implantaron para contabilizar de manera rápida y sencilla el gasto energético de manera individual.

Son aparatos pequeños que no molestan en la vida diaria del hogar y se instala uno por cada radiador de la casa. Con ellos se consigue un reparto económico, acorde al consumo de cada vecino, en las comunidades con calefacción central. La comunidad no sólo notará que su factura disminuye, sino que además se protegerá al equipo calefactor que sufrirá menos y por lo tanto tendrá una vida útil más prolongada.

El uso conjunto de la información obtenida de los repartidores de costes de calefacción, junto con la regulación efectuada mediante el uso de válvulas termostáticas, permitirá ahorrar en nuestra factura de calefacción.

Un repartidor de costes de calefacción, también llamado distribuidor de costes de calefacción, es un aparato diseñado medir el consumo de energía térmica en cada radiador de la vivienda.  Efectúa un registro de la lectura individual de consumo del radiador, permitiendo así repartir los costes de consumo de forma fiable, sencilla y justa.

No miden ningún parámetro físico, sino que en función de una serie de algoritmos matemáticos propios de las características intrínsecas de cada radiador y su ubicación, establecen un valor proporcional al consumo de calefacción efectuado por cada radiador.

El uso de los repartidores en cada radiador de la vivienda permite determinar el consumo total de cada vecino de la comunidad.

Los repartidores de costes de calefacción cuentan con dos sensores de temperatura, uno encargado de registrar de manera continua la temperatura del radiador y otro que registra la temperatura de la estancia donde se ubica el radiador.

El registro de las temperaturas y su diferencia, junto con una serie de parámetros característicos de cada radiador y de su ubicación, permiten establecer el consumo de cada radiador mediante una serie de algoritmos matemáticos.

La transmisión de los datos de consumo se efectúa vía radio, por lo que no es necesario entrar en las viviendas para realizar las mediciones.

Cada repartidor de costes de calefacción almacena los registros de los consumos de cada radiador. Mediante un interfaz de radio, se envían los datos encriptados de cada repartidor, evitando así que un técnico tenga que concertar una visita previamente para realizar la lectura.

Gracias a el sistema de transmisión de datos vía radio, la facturación del consumo se efectuará sin tener que entrar a las viviendas para efectuar las lecturas.

Protección antiapertura.

El Repartidor de Costes o distribuidor de costes, está protegido contra manipulaciones con un sello especial. Una vez instalado el aparato, se sella con una pieza especial que de ser manipulada, genera un aviso inmediato que es registrado y enviado a nuestra central.

SMART HOME ENERGY es sinónimo de calidad, trabajamos con primeras marcas europeas, lo que evita problemas futuros de lectura.